Padre de mascota

Características y adiestramiento de perros guía

COMPARTIR |

Los perros guía o también conocidos como lazarillos, son mascotas que gracias a su inteligencia, se convierten en los ojos de personas con discapacidad visual, para salvaguardar la vida de su dueño.

Su trabajo es muy lindo y admirable, de seguro alguna vez te has preguntado cómo los entrenan o qué características deben cumplir para realizar este valiente trabajo. Por eso, a continuación te contamos todo sobre los perros de asistencia.

¿Qué características necesita cumplir un can para ser guía?

  • En los cachorros es importante que sus padres tengan entre 2 y 4 años de edad, su peso debe estar entre los 28 y 45 kg y tener rasgos marcados en su personalidad como: obediencia, disciplina, inteligencia, aprendizaje, cariñosos, sin miedo a los ruidos y a las personas, agresividad baja.
  • Debe ser muy dócil y tener una gran capacidad de aprendizaje que le permita ser adiestrado fácilmente.
  • Debe tener equilibrio mental y emocional.
  • Debe ser sumiso.
  • Es necesario realizarle y que apruebe una serie de exámenes clínicos para saber si tiene algún problema óseo, enfermedades cardíacas u otra enfermedad.
  • Debe ser capaz de reconocer los riesgos y peligros que pueda sufrir su dueño.
  • Su salud física debe ser adecuada, no puede padecer de problemas en los huesos, alergias, enfermedades cardiovasculares, pulmonares, etc.
  • Debe ser de un tamaño medio.
  • Debe poseer un pelaje suave y fácilmente reconocible de forma táctil.

¿Cuál es la raza ideal?

  • Pastor Alemán: Alta capacidad de decisión y de resolución de conflictos.
  • Labrador: Sociable y con gran capacidad de adaptarse a todos los entornos.
  • Golden Retriever: Tiene muy desarrollada su sensibilidad, iniciativa e inteligencia.

Se han usado otras razas, pero no con resultados positivos.

¿Cómo es su adiestramiento?

En la actualidad existen escuelas de perros guías por todo el mundo, donde los caninos pasan por tres periodos: Con la familia educadora, entrenamiento avanzado y la etapa con el usuario.

El entrenamiento debe iniciar desde que el canino es cachorro. Después de aprobar las pruebas, se lleva a una casa de acogida donde permanecerá un año aprendiendo lo básico y habituandose a relacionarse con la gente. A los 4 meses de vida se le empiezan a enseñar las tareas específicas de un perro guía; a los 8 meses vuelve a pasar por exámenes para comprobar que los instintos de caza,  protección y guarda están totalmente anulados. Luego de este año, la mascota entra a otro periodo de entrenamiento, en el transcurso de este ciclo se evalúa el avance que ha tenido con el fin de conocer si tiene las aptitudes necesarias para convertirse en un buen perro guía. Después de este adiestramiento, entran en un periodo de prueba con la persona invidente, el cual dura 3 semanas; si este periodo se supera exitosamente el perro está listo para su trabajo como lazarillo.

No es conveniente que después de los 8 años de edad, el peludo siga trabajando, pues en esta etapa de su vida empieza a perder facultades afectando su labor.

¿Cómo trabaja un perro guía?

  • El arnés es su principal implemento de trabajo, el cual consta de dos partes: El cuerpo, que la mayoría de veces es de cuero y rodea el pecho del animal y el asa que se ajusta en distintas posiciones según las necesidades de la persona o el perro.
  • Se ubican al lado izquierdo de la persona ciega y camina paralelo.
  • La mayoría realiza actos como abrir puertas, presionar botones de ascensor, revisar si el camino está libre de obstáculos e incluso asistir en tareas diarias como vestirse o ir al baño.
  • Algunas labores las realiza de forma automática y para otras, requieren la orden de su dueño.  

Buscar Artículos


¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?