Buscar
Estás en Padre de mascota
Buscar

Toma precauciones: el golpe de calor en gatos, sus síntomas y cómo prevenirlo

COMPARTIR |

El golpe de calor en gatos o en cualquier otra mascota, es una afección grave en la que el cuerpo se sobrecalienta, lo que provoca un peligroso aumento de la temperatura del animal.

 

El riesgo de que se produzca este problema aumenta cuando tu gato se expone a un clima caluroso durante períodos prolongados. También la mascota es más vulnerable si tiene una condición médica subyacente.

 

Los gatos no son muy diferentes de los perros cuando se trata de correr el riesgo de sufrir un golpe de calor. Sin embargo, hay algunas diferencias entre los riesgos y los desencadenantes que existen para cada especie.

 

Hoy te hablaremos del golpe de calor en gatos, cómo puedes prevenirlo este verano y de qué forma puede afectar el bienestar de tu regalón.

¿Hay más riesgo en el golpe de calor en gatos?

Podríamos decir que hasta cierto punto, sí. Los gatos son más propensos que los perros a sufrir enfermedades relacionadas con el calor o los cambios de temperatura en general. Uno de los motivos se debe a que a diferencia de los perros, tienen pocas glándulas sudoríparas.

 

Tu gato expulsa el calor o suda a través de las almohadillas de sus patas, la barbilla, los labios y la zona anal. Esto es lo que les permite disipar el calor cuando se exponen a condiciones húmedas o ambientes calurosos.

 

Si la temperatura corporal de tu gato es elevada, gracias a que sus glándulas sudoríparas son pocas, no tendrá la oportunidad de regularla de un modo tan eficiente como lo haría un humano o un perro. Estas es una de las causas por las que el golpe de calor en gatos es tan riesgoso.

 

En general y debido a su comportamiento y anatomía, los gatos pueden ser más propensos que la mayoría de los perros a sobrecalentarse. Por eso, si el animal no tiene acceso al agua fresca, o zonas de sombra dónde refugiarse del sol, el peligro aumenta considerablemente, poniendo en riesgo la salud de tu mascota.

¿Cómo se produce el golpe de calor en gatos?

El golpe de calor se produce cuando falla la regulación de la temperatura del cuerpo. Cuando la temperatura corporal de un gato se eleva por encima de los 41 °C (105 °F), puede causar una enfermedad grave o la muerte.

 

Considera que la temperatura promedio de estos animales de por sí es elevada en comparación con la nuestra. Un gato en condiciones normales puede tener una temperatura de 39 °C. Cualquier otro valor que esté por debajo o por encima de esta, puede ser indicador de un problema.

 

El golpe de calor en gatos se produce en la mayoría de los casos debido a un aumento de la temperatura ambiental. Un clima caluroso, una mala circulación o una actividad física extenuante, son las causas más comunes de este problema.

 

Hay dos tipos de golpes de calor: El primario y el secundario. El golpe de calor primario se produce cuando el cuerpo del gato no puede controlar su temperatura. El golpe de calor secundario se produce cuando un gato no puede regular su temperatura debido a una enfermedad subyacente.

¿Cuáles son los síntomas del golpe de calor en los felinos?

Los gatos no suelen jadear como los perros, por eso no será sencillo percibir a simple vista que el animal se está sofocando. En los días más calurosos del verano observa a tu mascota, especialmente si detectas algunos de estos síntomas:

 

  • Exceso de salivación y babeo: Los gatos con golpe de calor suelen babear debido a la elevada secreción de saliva durante el sofocamiento. El babeo es un signo de que la mascota no se siente bien y necesita atención médica inmediata.
  • Letargo y debilidad: Los animales que sufren un golpe de calor pueden mostrarse perezosos y menos receptivos. También pueden parecer débiles.
  • Respiración rápida y dificultosa: el aumento de la temperatura corporal produce una alteración en el ritmo de la respiración de la mascota. Este es un síntoma que persiste, aún y cuando el animal se traslada a un lugar más fresco.
  • Aumento del ritmo cardíaco: El ritmo cardíaco de la mascota puede aumentar, lo que da lugar a palpitaciones.
  • Temperatura corporal anormal: El golpe de calor en gatos puede hacer que la temperatura corporal del animal aumente por encima de lo normal y sea peligrosamente elevada.
  • Vómitos y temblores.
  • Cambio de color en la piel, así como alteraciones en el color de las mucosas, todas ellas ocasionadas por la falta de oxígeno.

¿Qué debo hacer si mi gato sufre un golpe de calor?

Las acciones a tomar durante un golpe de calor en gatos dependerá de la gravedad de la situación. Antes de trasladarlo al veterinario, podrías suministrarle algunos cuidados, al menos para ayudarlo a estabilizar su temperatura corporal, antes de que lo vea el especialistas.

 

  • Si presumes que tu mascota está sofocada, lo primero que debes hacer es retirarla del sol cuanto antes y llevarla a un lugar fresco y bien ventilado.
  • No eches agua sobre el gato para refrescarlo, porque esto podría ser perjudicial. Debes asegurarte de que el restablecimiento de su temperatura corporal sea paulatino, porque de lo contrario podrías ocasionar un shock.
  • Usa compresas húmedas para refrescarlo. Colócalas debajo de sus axilas, en la zona del vientre y en sus patas. Este procedimiento es definitivamente más efectivo que mojar al animal de forma repentina o brusca.
  • Anímalo a beber agua fresca. Si el animal está muy débil, podrías ayudarlo a hidratarse usando una jeringa sin aguja.
  • Cuando lo traslades al veterinario, asegúrate de que el auto no esté demasiado caliente. Intenta que el animal se mantenga siempre ventilado. En este caso es preferible llevarlo sobre una toalla húmeda y fresca, así como usar un gatil amplio y con suficiente entrada de aire.
  • No descuides al gato en ningún momento hasta que se restablezca.

¿Cómo puedo prevenir un golpe de calor este verano?

Es bien sabido que el verano suele alcanzar temperaturas muy altas en Chile, especialmente hacia las regiones del norte. Por esto, debemos ser muy precavidos con nuestras mascotas. Aquí hay unos sencillos consejos para evitar el golpe de calor en gatos:

 

  • Mantén a tu gato dentro de casa: Los gatos de interior o indoor suelen estar a salvo de sufrir golpes de calor o lesiones. Los gatos de exterior están más propensos a sofocarse.
  • Si el gato permanece en un patio o en una terraza, crea una zona de sombra para que el animal descanse.
  • Asegúrate de que el gato siempre tendrá acceso a agua fresca y limpia. Los gatos necesitan mucha agua para mantenerse hidratados. Si notas que la mascota no bebe lo suficiente, considera comprar una fuente para gatos.
  • Consulta siempre el clima para tomar las mayores precauciones en los días más calurosos del verano.
  • Evita trasladar a tu mascota en gatil durante los días más calurosos o en las horas en las que la temperatura alcanza el grado máximo. Llevarlo en auto en momentos así podría sofocarlo.
  • Considera un corte de pelo, especialmente si tu mascota tiene un manto muy largo y denso. Esto sin lugar a dudas lo ayudará a manejar mejor el calor.
  • El hielo puede ser de mucha ayuda. A algunas mascotas les encanta lamer hielo en los días más calurosos, esto sin lugar a dudas los refresca si colocas algunos cubos en el agua o si les permites jugar con ellos.

 

Ahora que ya sabes todos los inconvenientes que puede ocasionar un golpe de calor en gatos, prepárate para el verano y asegúrate de que tu mascota estará siempre fresca y protegida.

 

Referencias:

Débora de Sá (2019). ¿Por dónde sudan los gatos? Un cómo. Recuperado de: https://www.mundodeportivo.com/uncomo/animales/articulo/por-donde-sudan-los-gatos-42893.html

 

Franziska (S/F). Golpe de calor en gatos: cómo detectarlo y tratarlo. Zooplus Magazine. Recuperado de: https://www.zooplus.es/magazine/gatos/salud-del-gato-y-cuidados/golpe_de_calor#:~:text=Los%20s%C3%ADntomas%20de%20un%20golpe,En%20algunos%20casos%2C%20v%C3%B3mitos

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?

Up