Buscar
Estás en Padre de mascota
Buscar

Consejos para tu perrita en celo

COMPARTIR |

Como padre de mascota, es perfectamente normal que sientas curiosidad por las distintas etapas de crecimiento que atraviesa tu peludo. A medida que construyes una relación con tu mejor amigo de cuatro patas, eres capaz de reconocer su carácter, las cosas que le gustan, las que no y cuándo podría comportarse de un modo extraño. Sin embargo, ¿cómo saber está tu perrita en celo cuando se trata de la primera vez?

 

El primer estro o celo de nuestra mascota nos causa mucha inquietud, especialmente si no hemos compartido nuestra vida con otros perros en el pasado. ¿Cómo reconocer sus síntomas, de qué modo prevenir un embarazo no deseado o qué alternativas existen para aliviar su inquietud durante esos días? Aquí te explicaremos todo lo que necesitas saber y más.

¿Cuándo ocurre el primer celo de una perrita?

El momento exacto en el que una perrita puede entrar en celo, es relativo. Lo primero que debes saber es que este proceso hormonal marca la madurez sexual de la mascota y lo que indica, entre otras cosas, es que el animal tiene capacidad reproductiva y por lo tanto estará abierta a permitir que un macho la monte.

 

No obstante, consentir un embarazo durante el primer celo de tu perrita, podría tratarse de un error o de una decisión precipitada. No siempre es aconsejable que la mascota tenga crías en su primer período de estro por asuntos como su desarrollo, su madurez y desde luego, la posibilidad de que no atienda a la camada apropiadamente o a que los cachorros no puedan ser debidamente ubicados en hogares responsables.

 

El momento en el que llegará el primer celo de una perrita puede estar sujeto a varios factores: la proximidad con un macho que induce el estro o la raza del animal. Es indudable que una mascota que tiene contacto con un macho no castrado está más propensa a alcanzar la madurez sexual antes, muchas veces motivada por los cambios hormonales del perro.

 

Con respecto a la raza, los especialistas de Gabrica aseguran que estos suelen ser los tiempos, dependiendo obviamente del tamaño del animal:

 

  • Perritas de raza miniatura a pequeña: pueden tener su primer celo entre los 6 o 12 meses de edad.
  • Razas medianas: por lo general alcanzan la madurez sexual entre los 7 o 13 meses de vida.
  • Razas grandes o gigantes: son las que más se tardan y podrían tener su primer celo entre los 16 o los 24 meses de vida.

Síntomas de una perrita en celo

Los estrógenos y la progesterona son las hormonas que se encuentran detrás del ciclo estral de tu perrita. La alteración de estas hormonas es precisamente lo que ocasiona que la mascota presente algunos cambios tanto físicos, como conductuales durante el celo. La actitud del animal es perfectamente normal y no representa un peligro para la salud de tu regalona.

 

Estos son algunos de los síntomas que podrás identificar en una perrita en celo:

 

  • Sangrado en pequeñas cantidades.
  • Inflamación de la vagina, así como coloración un poco más oscura en sus genitales.
  • Lamido insistente en la zona vaginal.
  • Pérdida del apetito.
  • La perrita en celo puede volverse más cariñosa y juguetona, demandando más atención por parte de su familia humana.
  • Mayor interés por los machos, especialmente durante los paseos. En algunos casos hay que tomar precauciones, pues algunas mascotas tienden a escaparse de casa.
  • Estará receptiva a los machos y permitirá que la monten.

 

Estos son considerados los síntomas normales de una perrita en celo, sin embargo, hay algunas alteraciones que podrían ser indicativos de que algo no está bien. Si observas alguna de estas irregularidades, es necesario que acudas a tu veterinario de confianza:

 

  • Flujo vaginal de color blanquecino, verdoso o amarillento.
  • Sangrado excesivo.
  • Fiebre.
  • Vómito.
  • Inflamación de las mamas.
  • Comportamiento obsesivo y llanto excesivo.
  • La mascota toma agua en grandes cantidades.

¿Cuáles son las etapas del celo de una perrita?

Una perrita en celo pasa por cuatro etapas claramente diferenciables. A continuación describiremos cada una de ellas.

Proestro

 

Durante esta etapa, que marca el inicio del celo, se produce uno de los síntomas más claros, que es el sangrado, así como la inflamación y oscurecimiento de la zona genital. Esta etapa puede durar de 9 a 11 días, aproximadamente.

Estro

Es la etapa más larga. Comienza cuando la perrita se vuelve completamente receptiva a los machos y termina cuando los rechaza. Su duración es relativa. En algunas mascotas va de los 5 a 9 días, en otras puede ir desde los 3 a los 21 días.

 

Notarás que en este momento del ciclo estral se suspende el sangrado, no así la inflamación de la vagina. Además, la perrita podría orinar con mucha más frecuencia, llegando en algunos casos a la incontinencia. En esta etapa tu mascota está lista para quedar embarazada y debes tener mucho cuidado si quieres prevenir la llegada de una camada no deseada.

Diestro

Es cuando la perrita definitivamente rechaza la monta y los genitales vuelven al tamaño y a la apariencia normal. Este período puede extenderse por 60 o 90 días.

Anestro

Es la época de inactividad sexual y se mantiene hasta la llegada del siguiente proestro.

¿Cuánto dura su primer celo?

La duración del celo de tu perrita es relativa también. Podría postergarse de 2 a 4 semanas. Del mismo modo, tu mascota podría estar en ciclo estral al menos una o dos veces al año.

¿Cómo calmar a una perrita en celo?

Algunas mascotas pueden mostrarse francamente ansiosas durante el estro. Incluso hay perritas en celo que pueden escapar de casa, suponiendo no solo una angustia para la familia, desapareciendo por días y regresando al hogar embarazadas.

 

Para mantener a tu mascota calmada aconsejamos el uso de moderadores de la ansiedad que le ayuden a relajarse, como por ejemplo Ohm. Asegúrate de llevar a tu perrita con correa a los paseos y mantén puertas y ventanas cerradas si vives en casa, solo así evitarás que escape.

 

Tratándose del primer celo de tu perrita, la recomendación de los especialistas de Gabrica es la de evitar el embarazo, muy especialmente si no se tiene planes claros acerca del futuro de los cachorros. No te dejes llevar por información falsa o mitos acerca del celo o la esterilización, como por ejemplo:

 

  • Es necesario que tu mascota tenga al menos un embarazo, porque de otro modo su salud se verá afectada. Esto es completamente incierto. Está comprobado que una esterilización a tiempo previene la aparición de tumores hormonodependientes. De hecho, el mejor momento para operar a tu perrita es antes del primer estro.
  • La esterilización provoca obesidad en las mascotas. Esto también es completamente falso. Sí, puede que los perros se vuelvan un poco más sedentarios luego de la operación, pero de todo padre de mascota depende que su animal tenga una vida saludable y activa, así como una alimentación balanceada.

 

Ahora que ya conoces todos los detalles acerca de una perrita en celo, estamos seguros de que si permites que tu mascota llegue a esta etapa, lo harás muy bien. Ante cualquier duda, dirígete a tu veterinario de confianza, especialmente si los síntomas del celo no son favorables.

 

Referencias:

Ateuves (2016). El ciclo sexual de la perra. Ateuves. Recuperado de: https://ateuves.es/el-ciclo-sexual-de-la-perra/#:~:text=El%20ciclo%20sexual%20en%20la,tiene%20lugar%20dentro%20del%20estro.

 

Best For Pets (2021). Primer celo de mi perrita, ¿Qué esperar y cuándo esperarlo? Best For Pets. Recuperado de: https://bestforpets.cl/tienda/blog/post/primer-celo-de-mi-perrita-que-esperar-y-cuando-esperarlo#:~:text=%C2%BFCu%C3%A1ndo%20ocurre%20el%20primer%20celo,meses%20dependiendo%20de%20la%20raza.

 

Vitakraft (2020). 4 consejos para hacer frente al celo de nuestra perrita. Vitakraft. Recuperado de: https://vitakraft.es/4-consejos-para-hacer-frente-al-celo-de-nuestra-perrita/

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?

Up