buscar
Estás en Especialista
buscar

Consejos para reforzar el cuidado de las mascotas en Navidad

COMPARTIR |

Ya está aquí esa época del año que tanto nos gusta. Disfrutamos de las vacaciones del verano, nos reunimos con la familia y los buenos amigos, compartimos un buen asado o pavo, además de recibir muchos regalos. Sí, amamos las fiestas, pero es muy importante prestar atención al cuidado de las mascotas en Navidad.

 

Las fiestas no son solo para disfrutarlas entre los humanos. Una manera de vivir una Navidad y Año Nuevo tranquila y feliz, es asegurarse de que nuestros regalones también se sientan bien y muy especialmente estén seguros. 

 

Debemos recordar que lo que para nosotros es una época de brillo, música, color y alegría, para ellos puede convertirse en una pesadilla de ruido, luces, excesos y estímulos desconocidos que pueden estresarlos.

 

Aquí te daremos algunos buenos consejos para el cuidado de las mascotas en Navidad.

¿Por qué la Navidad estresa a mi perro o gato?

¿Sabías que son muy pocas las mascotas que pasan una Navidad tranquila junto a sus amos? Así es. Esta época suele ser muy desafiante para el equilibrio y la tranquilidad de tu mascota. La principal razón por la que las fiestas pueden convertirse en un motivo de ansiedad para tus amigos de cuatro patas tiene que ver con la forma en la que altera su rutina.


 

En varias oportunidades los especialistas de Gabrica hemos señalado la forma en la que los cambios en el entorno repercuten directamente en la conducta de tu perro o gato. El animal se vuelve irritable, ansioso y esto puede derivar en actitudes hostiles, nerviosas o inquietantes.

Nuevos olores por toda la casa

Perros y gatos, a su manera, son animales de territorio. Especialmente los felinos necesitan que todo en su entorno esté en control y cuando hay alguna novedad, hacen todo lo posible por familiarizarse con ella.

 

Ahora, imagina la llegada a casa de todos esos adornos provenientes de la tienda. Imagina que una mañana amanece en medio del living un enorme árbol de Navidad lleno de luces, bambalinas y sonidos. Para nosotros familiarizarnos con la decoración navideña y disfrutarla es muy fácil. Para tus mascotas no.

 

El perro o el gato querrá olfatearlo todo, familiarizarse con el entorno y en algunos casos, esos objetos podrían despertarle curiosidad o causarle miedo, inquietud. Por otro lado imagina que su hogar, que la mayor parte del año es neutral y silencioso, de pronto se convierte en un estallido de luces y sonidos. Un cambio tan radical, sin dudas, puede hacerlos sentir ansiedad.

Llegada de personas desconocidas a la casa

Algunos animales son muy sociables, otros prefieren mantener la distancia con respecto a los desconocidos. Precisamente por esto la presencia de otros miembros de la familia que están de visita o de amigos que no suelen frecuentar la casa, puede ponerlos un poco nerviosos, especialmente a los gatos.

 

Notarás que algunas mascotas se repliegan mientras esos desconocidos están en su territorio. Perros o gatos, dependiendo de sus habilidades para socializar, se esconden en una habitación, debajo de la cama, en el closet y se rehúsan a salir hasta que el visitante no se haya ido.

 

Imagina que la visita se queda en casa por varios días. Esto obviamente altera la rutina de tu mascota, que se negará a comer, a hacer sus necesidades normalmente y a relacionarse como lo hace siempre con sus amos. Este puede ser un factor de ansiedad que debes considerar.

Ruidos por todos lados

Este es, posiblemente, una de las razones por la que tienes que doblegar el cuidado de las mascotas en Navidad: el ruido o los sonidos muy fuertes o estridentes. No se trata únicamente de los juegos pirotécnicos o los fuegos artificiales, que ya es bastante. Se trata también de las decoraciones musicales, la música y el ambiente festivo.

 

Como dijimos anteriormente, es probable que la mayor parte del año tu mascota esté acostumbrada a la quietud y el silencio. De pronto todo esto se altera y es perfectamente normal que sometido a estos estímulos, el peludo se sienta ansioso e inquieto.

Cuidado de las mascotas en Navidad

Ahora que ya tienes bien claro el panorama, así como la manera en la que repercute en la salud emocional y física de tu mascota, es hora de repasar los cuidados que debes tener presente durante las fiestas.

 

Son precauciones muy sencillas, que requieren de ti un poco de consciencia y atención. Bastará con conocer muy bien a tu mascota y considerarla en todo momento durante la toma de decisiones, para garantizar su tranquilidad y estabilidad.

Menos es más tratándose de la decoración

Cuando se trata del cuidado de las mascotas en Navidad, la decoración es el primer punto de la lista a repasar. Perros y gatos sentirán curiosidad por los adornos. En algunos casos esta actitud es completamente inofensiva, en otros se puede volver un problema.

 

Tu mascota podría hacer destrozos en la decoración, mordiendo o tragando parte de ella. Esto, desde luego, pone en riesgo su salud y bienestar. Te aconsejamos considerar la personalidad de tu peludo y hacer las elecciones correctas.

 

Si tu perro es travieso y suele mordisquear piezas de plástico o de materiales similares, evita adquirir adornos con estas características. Descarta también aquellos objetos elaborados con materiales tóxicos y muy especialmente ten cuidado con las luces. Colócalas en lugares de difícil acceso para tu mascota y siempre asegúrate de dejarlas desconectadas cuando te ausentas de casa o no estás allí para supervisar a tus regalones.

Dile no a las golosinas o bocadillos navideños

Uno de los principales problemas de las fiestas es la comida que se sirve en Navidad y cómo ella puede interferir con la salud de tu mascota. Hay muchos aromas y sabores que de seguro volverán locos a tu perro o a tu gato, por no mencionar las golosinas. 

 

Sin embargo, no podemos permitirle que hagan de las suyas y que coman todo lo que se les antoje, porque esto puede alterar seriamente su salud gastrointestinal y no solo eso. Esto podría ocasionarle intoxicaciones severas, especialmente tratándose de alimentos como el chocolate, las pasas o las uvas.

 

Si tendrás visita en casa, pídele a todas las personas que no pertenezcan directamente a tu círculo familiar que se limiten al momento de dar golosinas o alimentos a las mascotas. Muchos creemos que si consentimos a los peludos con una probadita no ocurrirá nada malo, pero siempre es mejor prevenir.

Conserva un lugar tranquilo y seguro para el cuidado de las mascotas

Es fundamental que tu perro o gato conserve un lugar tranquilo y silencioso al que pueda retirarse durante las fiestas cuando se sienta nervioso, cansado o aturdido. Puede tratarse de su habitación favorita, de uno de los closets o cualquier lugar que él prefiera y donde se sienta cómodo.

 

Especialmente si hay detonaciones, ruidos muy fuertes e inesperados, música a alto volumen o muchos desconocidos en casa, tu mascota preferirá ponerse a salvo y que nadie la moleste. Respeta su decisión de apartarse y dale tiempo para cuando esté listo para volver a socializar.

 

Siguiendo cada uno de estos cuidados para mascotas en Navidad, te garantizamos unas fiestas felices no solo para ti y para todos los miembros de la familia, muy especialmente para tus peludos.

 

Referencias:

Fanáticos de las mascotas (2020). Consejos para disfrutar más con tus mascotas en Navidad. Fanáticos de las mascotas. Recuperado de: https://www.fanaticosdelasmascotas.cl/salud/consejos-para-disfrutar-mas-con-tus-mascotas-en-navidad/

 

Verdecora (S/F). Cuidados para mascotas en Navidad. Verdecora. Recuperado de: https://verdecora.es/blog/cuidados-mascotas-navidad

 

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?

Up